lunes, 4 de octubre de 2010

"Mi triste corazón babea a popa".

Puedo cortarme el pelo, puedo cortarme todo el pelo, puedo pretender que vivo feliz en soledad con mis gatos, sé que soy feliz conviviendo con mis gatos. Pero es suficiente 4 días de estar con mi madre, mis tías y mi prima para darme cuenta de que las extraño mucho y lo único que puede sentir este estúpido y grande iceberg que soy es tristeza, mi corazón esta llorando desde lo más profundo de su ser.

Vuelvo a la soledad de mi cuarto con mis hermosos gatos por compañía y vuelvo a ser niña y me doy cuenta de que extraño las locuras de mis tías, la atención y avispamiento de mi prima y de que otra vez estaremos mis gatos y yo y la música ya sin sus sonrisas por compañía.

De que me hace falta ser escuchada, de que puedo nadar en el paraíso pero ahora que ya estuve con ellas no será lo mismo, ni el mar ni mi cuarto, ni la casa ni las avenidas, resulta que yo que era completamanente ermitaña ahora resultó ser absolutamente gregaria.

8 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

Te leo.
...pero no puedo comentar, es una reflexión muy tuya..., es difícil opinar, tendría que vestir tu piel un ratito.
Un beso
Felisa

Pao dijo...

Hola, creo que todos tenemos algo de Lobo Estepario, no te parece?
No te acomplejes ni te pongas tan triste..., intenta disfrutar de la soledad...que ayuda a la reflexión; y el silencio de la casa y los gatos es probable que te den mucho más que una habitación llena de ruidos y risas y charlas...no sé...se me ocurre.
Yo soy rara y a veces busco esos estados para reencontrarme conmigo.

Um abrazo grande,

Pao

Joy dijo...

Por qué te autodenominas "estúpido y grande iceberg"?...

Creo que lo único que tienes que cambiar es esa mirada que tienes hacia ti misma, haciendo las paces contigo, y admitirte unas veces ermitaña y otras gregaria; pues así somos tod@s.

Un fuerte abrazo.

Q dijo...

Como dice Joy, nada de llamarse eso a una misma. Creo que esta añoranza que sientes yo tambien la he sentido, y me identifico con tus palabras. Y con esa foto de la playa...

Espero que te animes, y esta tristeza se alegre recordando y viviendo nuevos buenos momentos :)

Un beso enorme

Pamelissa (La pangloss) dijo...

Es curioso pero este blog era como una especie de diaria cibérnetico, ahora me leen 33, no lo puedo creer, ahora que no se me malinterprete, me parece genial, de no haber querido expresar de manera pública lo que escribo y recopilo de otros que escriben l hubiese escrito en hojas y lo desaparecía de una manera u otra, sin embargo reconozco que es bien grato que alguien más esté por ahí, reflejándose en uno, en este mundo que al final es un pequeño círculo donde estamos reunidos todos, y donde por lo mismo deberíamos ser más considerados para con todo y para con todos.

Llevo días viendo que este blog es en extremo depresivo, y la verdad es que es un reflejo de lo que llevo dentro y sucede que sí, al fin ya me canse de sentirme tan negativa, ayer pasó algo muy significativo en mi vida y de algún modo rompí con una especie de cordón umbilical que me unía a algo muerto, yo estaba muerta también (con pequeñas rachas de vida). Me he cortado el cabello, es decir, me rapé, es una manera para mí de empezar de nuevo.

Joy dijo...

Genial, esa determinación...!
No la dejes!

Es el salvoconducto a una nueva Vida, creada desde una nueva mirada.

Todo es un Eterno Círculo, como das a entender.

Un fuerte abrazo

Nahahya dijo...

Son situaciones que te llevan dentro de ti para que descubras la joya que eres. Soledad, melancolía, deseos, apegos...disfruta de tí, siéntete a gusto y de esta forma podrás apreciar las distancias.

Mil besitos
Naya

Madam Mim dijo...

Es primera vez que te leo y como otros han dicho, creo que todos tenemos algo de lobos esteparios (aunque personalmente no me haya gustado el libro como para mencionarlo o hacer comparaciones asi a lo feliz)pero uno decide ser solitario o no serlo.
si les extrañas tanto, por qué no te mudas de lugar?
y aun así después de un tiempode compartir con ellos sentiráslaencesidad de tener tu espacio otra vez,es un círculo que nunca se termina.
Te entiendo hasta cierto punto por cuestiones de alejamiento familiar, amo a mi familia, me muero por mi hermano,siento esa sensación de VACIO COMPLETO cuando me despido de ellos para irme otra vez, pero recuerdo que es algo que yo elegí, y mi felicidad no tiene que estar basada en la compañia de otras personas, como vos, tengo mi gata, a quien adoro con mi locura, pero me he dado cuenta de que prefiero animales comocompañia antes que humanos (aun familia) porque ellos no cambian como lo hacen las personas y sobre todo no hablan, y no me cansan.
Vos ve si tienes la posibilidad de regresar, y ve también si lo que quieres es regresar,o sabes de antemano que este tiempo y sensación es algo pasajero.