miércoles, 22 de septiembre de 2010

II

Este viaje se trata de la muerte, de la muerte de nosotros, de estos que matamos día con día, cada día.

Y vamos por ahí, sin poder quedarnos quietos, llevando la mitad de nosotros porque la otra mitad se nos ha ido.
Porque nos dejo solos sin nuestra mente. O porque nos fuimos a buscar a aquellos que nos llaman y llaman pero cuyas voces no podemos escuchar, porque nuestros oídos también se han ido y están sin nosotros, y pareciera que en verdad todo nuestro yo se hubiera ido a la parte más lejana de este universo que creemos conocer.

Siento que estoy acabando, cerrando y dejándolo todo porque estoy cansada de sentirme inconclusa, inacabada, soy sólo un esbozo que no se completa a sí mismo.

Estoy empezando a sentir que realmente soy yo, ésta que anda y vive soy yo, estoy dejando atrás ese existir sin existir que no me dejaba respirar, que no me dejaba vivir.

Melissa Ortiz (La pangloss)

2 comentarios:

Ernesto y Felisa dijo...

"Estoy empezando a sentir que realmente soy yo, ésta que anda y vive soy yo, estoy dejando atrás ese existir sin existir que no me dejaba respirar, que no me dejaba vivir."
uf, como te entiendo,..., estoy sintiendo algo tan similar.
Un abrazo
Felisa

Pamelissa (La pangloss) dijo...

Que bien se siente saber que en este mundo las palabras y los medios ayudan para no sentirse tan sola y aislada, que bueno! andemos sigamos, no hay que parar.

De que nos sirve la vida sin vida.