sábado, 17 de enero de 2009

Tengo las manos frías y el corazón vacío.

Tengo las manos frías y siento el corazón vacío. Vivo feliz pese a todo, me gusta devorar libros, me gusta sumergirme en la música.

Cada vez me acostumbró más a este vaivén entre la música, los libros y la realidad. A veces pienso que vivo en un punto intermedio entre uno o/y otro. Creo que ni siquiera estoy del todo en este mundo. Todo se entremezcla y mi vida se convierte en un soundtrack cuyo fondo es la música que escucho y las imagenes que veo son los libros que leo.
La pangloss.

2 comentarios:

Ego... dijo...

Ese era mi mundo hace un par de años...
Ahora sé que el trasfondo de mi vida es eso, lo que leo y lo que escucho.
Pero este mundo otra cosa: es real, único y mío.
Un saludo

Ait@ dijo...

A veces me siento así...
Y la verdad que me gusta, me gusta vivir en "mi burbuja de realidad hecha a mi medida"


Besos!