sábado, 6 de marzo de 2010

Tengo tanto por decir, tanto por crear, tanto, tanto...

Me gusta que me lean, me hace sentir que no vivo en aislamiento, sensación que por cierto me causa tanto odio, sin embargo debo de empezar a acostumbrarme, esto que veo ahora es una pequeña muestra de lo que vendrá después, seguro seré una total ermitaña. De esto ya no puedo salir, mi estigma: pensar, ver, sentir y ser diferente.

Necesito decir tanto, contar tanto, aún no puedo espero pronto tener compu y por lo tanto darle un uso útil a mi tiempo, y buscar y encontrar en este medio, como afortunadamente ha ocurrido esas pequeñas luces de extraordinariedad que me acompañan.

Mientras tanto dejo esto que es un eco de lo que siento.

1 comentario:

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Pame:
No creo que te conviertas en una ermitaña; los que resulta malo es que sientas odio o algo que te haga daño y tienes que evitar.
Por otro lado: pensar, ver, sentir lo compartes con algunos que dan sentido a la vida.
Y eso de ser diferente, pues todos lo somos en cierta medida, sino esto funcionaría peor.
Saludos.