lunes, 28 de septiembre de 2009

PÁJAROS PROHIBIDOS (1976, Penal de Libertad)



Los presos políticos uruguayos no pueden hablar sin permiso,
silbar, sonreír, cantar, caminar rápido, ni saludar a otro preso.
Tampoco pueden dibujar ni recibir dibujos de mujeres
embarazadas, parejas, mariposas, estrellas ni pájaros.
Didoskó Pérez, maestro de escuela, torturado y preso "por
tener ideas ideológicas", recibe un domingo la visita de su hija
Milay, de cinco años. La hija le trae un dibujo de pájaros. Los
censores se lo rompen a la entrada de la cárcel.
Al domingo siguiente, Milay le trae un dibujo de árboles. Los
árboles no están prohibidos y el dibujo pasa. Didoskó le elogia
la obra y le pregunta por los circulitos de colores que aparecen
en las copas de los árboles, muchos pequeños círculos entre las
ramas: - ¿son naranjas?¿qué frutos son?- La niña lo hace callar:
-ssshhhhh- y en secreto le explica: - bobo ¿no ves que son los
ojos? Los ojos de los pájaros que te traje a escondidas.

Eduardo Galeano

2 comentarios:

Elio Milay dijo...

Este cuento es la razón de que yo me llame como me llamo. Resume perfectamente los ideales en los que yo creo. Además, los expresa haciendo protagonista de la parábola a una niña, símbolo de imaginación e inocencia.

Mi cuento preferido de toda la Literatura, en cualquier idioma. Con mucha diferencia. Y no es que se trate de una maravilla lingüística. Galeano como escritor no llega a las cotas de Cortázar, Borges, Cervantes o cualquier otro de los tótems en castellano. Pero lo que escribe él, en cuanto a CONTENIDO, ninguno de los otros lo escribe. Ni siquiera al creador de don Quijote, que estuvo preso años en cárceles de Argel después de la batalla de Lepanto, se le ocurrió algo tan sencillo y bonito como una niña que le dibuja pájaros a su padre encarcelado.

Me gusta muchísimo ver este cuento en tu precioso blog.

Crónicas Urbanas dijo...

Me gustó mucho Pame, es muy lindo.
Opino muy parecido a Elio Milay.
Recomiendo, humildemente, "El Túnel" de Ernesto Sábato.
Muy buen post.
Saludos.
Daniel.